En nuestros directorios semanales, seminarios anuales, foros privados y públicos hemos expuesto latamente acerca de los cambios y consecuencias de la Revolución Tecnológica, la cual por cierto, seremos testigos de su grado de concreción .

Hoy, nuestro eje se debe centrar en descubrir y anticipar las “Nuevas Relaciones Laborales” y asumir nuevamente su co-construcción enfrentando los conflictos al interior y exterior, que de seguro serán grandes conflictos sociales.

Sin animo de ser peyorativo, los trabajadores se dividirán entre “los útiles y los inútiles “ en virtud del cual se encasillaran de acuerdo a sus capacidades de adaptarse y/o prepararse para el cambio y sus nuevas funciones.

En razón de lo descrito, visualizo grandes dificultades, cosecha de lo que hoy y en el pasado hemos sembrado .

Los Empresarios, Directivos, Supervisores, Patrones, Capataces.

Universidades , colegios, escuelas , jardines, salas cunas, han contribuido a formar ciudadanos técnicamente preparados, lo cual ha permitido a generaciones acomodadas ocupar cargos de propiedad o directivos.

Solo un detalle;  visualizo un “olvido”, de aquellos que no se formaron con la necesidad de confiar en los demás, de verlos como iguales, de crear mentes o individuos colaborativos ,que fruto de esta pasantía  sintieran el valor de sus semejantes y pudieran tratar a su prójimo con “Amor”

En cierta  forma, creamos “ Monstruos Egoístas”, que recién aprenden o tratan de aprender, una vez generado los conflictos interpersonales.

Sin duda, las grandes responsabilidades la tienen las familias. Algunos han abandonado la tarea de formar individuos responsables ,con deberes, obligaciones,  disciplina, respeto y empatía .Las grandes ” Decepciones” son la regla general y las excepciones son las menos.

Los Sindicatos:

La historia nos enseña que tanto los sindicatos como sus líderes ,han sido secuestrados por centrales sindicales, la cuales a su vez son los brazos armados de partidos políticos y con raras excepciones, donde los sindicatos mantienen independencia del quehacer político. A esto, se suma que en todos los Gobiernos incluso en dictadura ,usaron o trataron de utilizar a estas centrales para lograr sus objetivos con alcances limitados.

Llama la atención que en últimos 30 años, los Gobiernos sigan tratando de ensalzar a Centrales como interlocutores válidos, creándose otras con poco peso relativo y con mínima representación real de trabajadores.

Los trabajadores:

Existe la visión de que hoy por falta de capacitación efectiva, los trabajadores saben y exigen sus derechos ,y eso es correcto. Pero, se nos olvidan los deberes, más aún, cuando algunos políticos insisten en proponer mejoras laborales sin fundamentos técnicos, generando el descontento y provocando conflictos poco probables de resolver.

Hoy, se visualiza que el Gobierno está tratando de impulsar políticas de cambio efectivo ,las cuales no serán tarea fácil. Todos los actores, debemos perder el miedo a decirle a la ciudadanía de los grandes cambios que está sufriendo la sociedad y de sus consecuencias.

La clase política , Empresarios, Educadores

No veo una toma de posición o asumiendo su rol conductor, seguro por miedo a no ser entendidos o perder poder y liderazgo.

Lo anterior, a mi juicio es un gravísimo error, puesto que si somos claros con nuestros entornos y explicamos con fundamentos el gran cambio de sociedad al cual estamos asistiendo, las generaciones presentes y futuras lo agradecerán y permitirán mejorar rumbos y prepararse para anticiparse a los cambios.

Entonces, para temas tan complejos, largos y difíciles de abordar, me aproximo a las siguientes reflexiones

Empresas

Las que tendrán menos conflictos y como consecuencia de ello, mejores resultados ,serán aquellas en la que sus Directivos entiendan que las nuevas formas de administrar  serán desde la participación activa con sus sindicatos en lo colectivo, y sus trabajadores en lo individual, buscando en sus actuaciones y decisiones ser lo más horizontal posible en ambientes colaborativos ,fomentando la empatía y creando espacios de conversación permanentes, no olvidando por supuesto, principios fundamentales como, la honradez ,disciplina ,claridad y veracidad de los mensajes.

Los Sindicatos

Junto con procurar de forma responsable, representar lo más fielmente posible las necesidades de sus representados, deberán seguir en la era del conocimiento con la finalidad de prepararse, conocer su empresa , objetivos, planes estratégicos, etc.

En definitiva, ganarse el respeto de sus dirigidos y de su contrapartes.

No debemos confundir, el legítimo derecho de militar o ser parte de una corriente política, con el dejarse manipular por situaciones ajenas a las labores para lo cual fuimos elegidos.

La Clase Política

Si obtuvieron el poder para representar a los ciudadanos, con la esperanza que sus actuaciones sirvan para mejorar la vida de estos, no los sigan traicionando y abandonen posiciones de ideologías añejas y fracasadas. El foco debe ser, mejorar la vida de los ciudadanos y actuar en consecuencia.

Gobierno

Cualquiera que se encuentre de turno, debe acelerar la marcha con énfasis en modernización. Claramente, pasarán por momentos de incomprensión y recibirán ataques de quienes quisieran que nada cambie.

Somos conocedores de los que desean que nos encontremos en la “Edad de Piedra”, puesto que a mayor descontento crecen y se hacen fuertes. Lamentablemente cada día esta premisa es menos posible ,puesto que la gran mayoría del país ,siente que puede progresar a través de la educación y capacitación ya que representan los medios más seguros de movilidad.

Siento que triunfaran quienes sepan y asuman las tareas de conducir, sin complejos, y con la certeza que los trabajadores entenderán cuando se les diga la verdad y sean conducidos por los caminos ciertos de la modernidad.

Directivos, Dirigentes, Líderes

Se dividirán en Tecno positivos o Tecno negativos. Estos últimos, serán los conductores del fracaso, descontento y pesimismo. A su vez, los primeros serán aquellos Lideres que siendo descalificados ,recibirán ataques arteros, sufrirán la desconfianza y descalificación hasta de sus más cercanos, pero finalmente, serán los nuevos conductores de una sociedad de éxitos y avances impensados.

Liderar el cambio nunca ha ido fácil, anunciar lo insospechado cuesta y se torna lento .

Debemos ser sensatos a la hora de educar, conducir, convencer y mostrar el camino correcto.

El futuro es nuestro y está frente a nosotros ,solo falta “buen olfato ,ganas, capacidad,  y valentía para abordar nuestros deberes y obligaciones en el nuevo mundo del trabajo” .

Compartir
Artículo anteriorWaash Green
Artículo siguienteOpticas máxima visual

Dejar respuesta